Digital Kriteria

¿Necesitas crear una tienda virtual?

Tres puntos clave (normalmente subestimados) en la creación de una tienda online

¿Necesitas crear una tienda virtual?

El comercio por internet, se ha convertido en una de las principales opciones con la que usuarios localizan y adquieren productos. Cada modelo de negocio tiene sus necesidades específicas y en el mundo online no es una excepción.

Actualmente, cuando una empresa decide crear una tienda virtual los pasos son claros:

1. -Elegir nombre de dominio.

2.- Buscar un proveedor de hosting.

3.- Seleccionar una plataforma de comercio electrónico.

4.- Diseñar la tienda online.

5.- Configurar métodos de pago.

6.- Añadir productos y fotografías.

7.- Configurar y probar el proceso de compra (Checkout).

8.- Optimizar el sitio para google (SEO).

9.- Finalmente promocionar la tienda online.  

Una estrategia online a largo plazo tiene que equilibrar los aspectos operacionales y los de marketing. 

El “Marketing online” es un tema completamente subyugado al monopolio “GOOGLE” y a las movedizas tendencias de las redes sociales y lo que es correcto ahora será obsoleto en breve.

Por otro lado el funcionamiento operativo de la tienda online se sustenta en la solidez de la plataforma escogida, la optimización de la misma y su capacidad de evolucionar e integrarse con los procesos internos de la empresa.

La tendencia actual es primar decisiones de “Marketing” sobre los aspectos operacionales y técnicos. Esta estrategia, aunque puede funcionar a corto plazo, desemboca normalmente en una reimplantación completa de la tienda online cuando las ventas van en aumento. 

Para evitar esto es imprescindible hacer foco en tres puntos normalmente subestimados:

1.- Plataforma.

Prestashop, Opencart, Woocommerce, Shopify, etc. Hoy en día hay cientos de plataformas y miles de plugins que cubren un 80% de la funcionalidad necesaria para vender online. El 20% restante es crítico: Tarifas y productos por países, descuentos por volumen, packs de producto, control del VIES, configuradores de producto… La clave del éxito es la elección de la plataforma en base a la funcionalidad específica que debe cubrir y la capacidad de construir sobre ella “su comercio electrónico” con todas las peculiaridades que se derivan del sector al que va dirigido.

2.- Integración

No tener en cuenta como se va a integrar la plataforma seleccionada con su software de gestión (Mantenimiento de catálogo, actualización periódica de stocks y precios, bajada de pedidos de forma automatizada...) es una de las principales causas de reimplantación de un comercio electrónico. La solución óptima es que el software de gestión disponga de una plataforma propia de comercio electrónico o al menos que se enlace a la misma de forma nativa. 

3.- Socio tecnológico

El mundo online se sustenta por miles de tecnologías. Construir una tienda online implica la utilización de un arsenal de las mismas (Hosting, base de datos, servicios, APIS de terceros,..). Cuanto más cohesionadas estén nuestras herramientas menos errores y mejor funcionamiento. La única forma de conseguir dicha cohesión es buscar un socio tecnológico que maneje todos los aspectos técnicos propios de un comercio electrónico.